Historia del juguete Cocolín

Cocolín fue un muñeco creado por la ya desaparecida fabricante de muñecas española Jesmar, en el año 1994.

Se trataba de un muñeco que mide 40 centímetros aproximadamente y representa a un bebé. No tiene pelo, excepto una especie de mechón que le cae sobre la frente y está moldeado en el mismo plástico de la cabeza. Además, su rostro es simpático a la vez que sencillo: presenta una boca abierta con unos labios carnosos, una graciosa nariz y unos ojos totalmente negros, con finas cejas y pestañas dibujadas.
También existe el modelo femenino, que lleva un lazo al rededor de un moño y pendientes.

Modelo original

El primer modelo de Cocolín se caracterizaba por hacer funciones básicas de un muñeco bebé, excepto una: tirarse ventosidades. Esta característica, proclamada a los cuatro vientos en la publicidad en televisión con la que solía bombardear Jesmar dio a conocer al muñeco, que causó gran revuelo y polémica, aunque fue un éxito de ventas inmediato.

Modelos siguientes

A partir de entonces se lanzaron más modelos como el Meoncete o el Po-pó (ya podéis imaginar lo que hacen), el Enfermín, que echaba moquitos, el Mareos, que soltaba la comida si lo mareabas, el Rap, que simplemente bailaba al son de una música, el Cowboy, que montaba a caballo... También existió una versión mini de 22 centímetros, que tiene una palanca en la espalda para que mueva los brazos y la cabeza y tuvo sus propios accesorios.

Fabricante: Jesmar
Lanzamiento: 1994
Descatalogada en: 2005


Vídeo de Cocolín